Contacto   Mapa Web
 
Museos B
Castilla y León es vida. Información Turística: 902 20 30 30
English Français

Inicio › Turismo cultural › Espacios culturales › Museos
Versión Imprimible Galería de Imágenes

Museo Numantino de Soria

Fachada del Museo NumantinoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto
Historia del museo


El actual Museo Numantino es fruto de la unión de los antiguos Museo Provincial y Museo Numantino de Soria.

El Museo Provincial de Soria tiene su génesis en el proceso desamortizador del siglo XIX.

A raíz de la supresión de los monasterios y órdenes religiosas iniciada en 1835, la Ley General de Desamortización creó las Comisiones de Patrimonio Histórico-Artístico, entre cuyas funciones estaba la de elegir las obras que debían ser conservadas, para ordenar su traslado a las capitales de provincia, y depositarlas en un edificio, elegido entre los más representativos de la ciudad, para servir de biblioteca y museo. A partir de este momento, se produjo una labor de recogida de piezas, que, a lo largo de los años, llevó a su creación legal en 1913.

El Museo Numantino, por su parte, tiene su origen en una de las fases de excavaciones de Numancia. Este yacimiento se comenzó a estudiar arqueológicamente en el siglo XIX, sobre todo a partir de las investigaciones de Eduardo Saavedra. Aunque las primeras excavaciones oficiales las acometió la Real Academia de la Historia, en la década de los sesenta del siglo XIX, las más intensivas las efectuó la Comisión de Excavaciones de Numancia de 1906 a 1923, poniendo al descubierto una amplia superficie de la ciudad, y hallando una gran cantidad de objetos. Tras un inicial almacenaje y sucesivas instalaciones en diferentes sitios, Ramón Benito Aceña, senador por la provincia de Soria, costeó la construcción del edificio, según proyecto de Manuel Aníbal Álvarez, en un solar cedido por el Ayuntamiento de la capital. La creación legal de este Museo Numantino se produjo en 1914, aunque su inauguración, por parte del rey Alfonso XIII, se retrasó hasta 1919.

Los dos museos iniciaron una vida paralela, e incluso hubo un intento de convertir el Museo Provincial en Celtibérico, de carácter nacional, debido al tipo de piezas que albergaba, llegando incluso a cambiarse de denominación en 1932.

Tras la Guerra Civil, en 1941, las direcciones del Museo Celtibérico y del Numantino se juntaron, pero manteniendo cada uno su independencia. En 1968 se fusionaron definitivamente los dos centros bajo la denominación de Museo Provincial de Soria, nombre que poco después se cambió por el de Museo de Soria, recuperando más tarde el actual de Museo Numantino, pero, y es importante remarcarlo, con un carácter provincial.

Durante la década de los ochenta, se produjo una completa renovación del Museo Numantino, ejecutándose el proyecto que se contempla en la actualidad. Con esta remodelación, que se abrió al público en 1989, se amplió la superficie del Museo de los 700 m2 primitivos a los 3.000 m2 actuales.

Plato CampaniformeImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Exposición permanente
   

Las salas de exposición permanente presentan la historia de la provincia de forma cronológica, a través de sus restos más significativos, abarcando desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Moderna, y destacando, especialmente, la cultura celtibérica. 

Los restos más antiguos expuestos corresponden al Paleolítico Inferior, hallados en Torralba y Ambrona, yacimientos situados en el sureste de la provincia, en donde el Homo Heidelbergensis, seminómada, practicaba la caza, conservándose restos de Elephas Antiquus y Bos, principalmente, así como algunos útiles achelenses empleados en el despiece y aprovechamiento de carnes y pieles. Perteneciente a los últimos estadios del Paleolítico Superior se conserva la Placa de Villaba, excepcional pieza del arte mueble del Solutrense, con grabados de cápridos y équidos por sus dos caras. 

El periodo Neolítico, gracias a las últimas investigaciones, está revelando una importante presencia, sobre todo en la zona Sureste de la provincia de Soria, con los yacimientos de La Lámpara, La Peña de la Abuela, La Revilla del Campo, y El Túmulo de la Sima, que enlazan en su ocupación con el Calcolítico, del que se conservan, también en otras partes de la provincia, inhumaciones colectivas, como el dolmen de Carrascosa de la Sierra o Valdegeña, y numerosos asentamientos al aire libre, situados en zonas elevadas preferentemente, que debieron ser estacionales, ocupados por pastores trashumantes, que han aportado diversos útiles: raspadores, hachas pulimentadas y cuchillos. 

Estela-Menhir de Villar de AlaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto La cultura Campaniforme está representada en numerosos yacimientos por vasos, puntas de palmela, puñales de lengüeta..., conociéndose poblados en las vegas de los ríos, como El Perchel en Arcos de Jalón o El Molino en Garray.

Aunque los yacimientos investigados de la Edad del Bronce no son mucho más numerosos, sí los hay mejor conocidos, caso de Los Tolmos de Caracena, que ha aportado las piezas más significativas, con cerámicas incisas, excisas y de boquique, que caracterizan el Bronce Final, a cuyo periodo pertenecen el llamado depósito de Covaleda, con hachas de talón con anillas y de apéndices laterales, y la estela-menhir de Villar del Ala. 

Durante la Edad del Hierro se habitaron poblados o aldeas situados en lugares elevados y estratégicos y, en ocasiones, fuertemente amurallados.

La propia evolución de estos grupos y la adopción de elementos foráneos, configurarán la cultura celtibérica ya definida en el siglo IV a.C., destacando los yacimientos de Numancia, Tiermes y Uxama. Las dos salas de los pisos superiores, dedicadas monográficamente a este periodo, conforman la Sección Celtibérica. 

La conquista de la Celtiberia por parte de Roma supuso la integración de esta zona en su sistema jurídico y administrativo. Las ciudades vertebrarán el territorio, unidas entre sí por una importante red de calzadas, que facilitarán la comunicación y el comercio. Los restos conservados proceden de las villae de Las Cuevas de Soria, Santervás del Burgo o Los Quintanares de Rioseco, en donde destaca la escultura del dios Saturno; de sus necrópolis, con las lápidas funerarias de Barcebalejo, Vildé, Osma y Noviercas; de las obras viarias, como los miliarios de Matalebreras, Muro de Ágreda y Calderuela; además de elementos quirúrgicos, vasijas de Terra Sigillata, etc... 

A partir del s. III y hasta el s. V, el Imperio sufrirá una grave inestabilidad política, social y económica, mientras que, lentamente, el cristianismo se irá imponiendo entre la población, evidenciando los yacimientos arqueológicos una continuidad de hábitat en época visigoda en lugares ya consolidados, con restos arquitectónicos aislados en Numancia, Osma y Tiermes, con fíbulas y broches de cinturón como parte de los ajuares de las tumbas de Deza, Suellacabras, Taniñe o La Cuenca, así como osculatorios y una pátera como elementos de la práctica de una liturgia corroborada por las fuentes documentales. 

La invasión musulmana afectará profundamente a la provincia de Soria, enmarcada fundamentalmente en la Marca Media con capitalidad en Medinaceli, con puntos de vital estrategia ante el empuje cristiano del siglo X: Gormaz, San Esteban de Gormaz, Medinaceli, Barahona, Berlanga de Duero, Almazán, Ágreda..., conservándose restos arquitectónicos, cerámicos, numismáticos, etc... La subsiguiente Repoblación de castellanos, aragoneses y navarros, con un marcado carácter concejil y popular, significará una época de relativo esplendor, traducida en unas manifestaciones artísticas del románico y del gótico inicial, en la mayoría de los casos de orden local, con piezas de Omeñaca, Caltojar, o iglesias de Soria, comenzando una progresiva transformación en el paso del mundo Medieval al Moderno, reflejada en piezas procedentes del Monasterio de Santa María de Huerta, o de Monteagudo de las Vicarías, que cierran el panorama de la arqueología provincial. 

El recorrido por esta exposición debe ser completado con la visita al Monasterio de San Juan de Duero, sede de la Sección Medieval del Museo Numantino.


Sección Celtibérica


SALAS BLAS TARACENA Y JOSÉ LUIS ARGENTE

Guerreros CeltíberosImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Cuando en 1932 el Museo Provincial de Soria llevaba ya casi veinte años de andadura, bajo la tutela de la Comisión Provincial de Monumentos, su contenido se centraba, fundamentalmente, en los periodos celtibérico y romano, por lo que, al hilo de la política de especialización de fondos de aquel momento, se consideró que concurrían las condiciones idóneas para reconvertirlo en Museo Celtibérico, ya que "radica en el territorio de la antigua Celtiberia, el más fructífero hasta hoy en hallazgos arqueológicos y que se completa con el Museo Numantino instalado en las inmediaciones y constituido casi exclusivamente por objetos arqueológicos de arte e industria celtibérica". En 1941, el Museo Celtibérico pasó a depender de la dirección del Museo Numantino.

Esta vocación frustrada, tiene hoy su reflejo en la creación de la Sección Celtibérica del Museo Numantino. Con ella se persigue una potenciación de esta Cultura, en consonancia con las colecciones conservadas, mostrando su evolución con un criterio cronológico, a lo largo de los tres grandes periodos en que se divide: Antiguo, Pleno y Tardío, los cuales aportan una gran variedad de piezas, tanto en los ajuares de las necrópolis, con espadas de frontón y de antenas, fíbulas, pectorales de placa o de espirales, y urnas funerarias, como con la amplia colección de piezas cerámicas considerada única por su calidad, y por su contribución al conocimiento de la cultura celtibérica, fundamentalmente a través de su estética y su iconografía. 

Las piezas expuestas proceden de los yacimientos de Numancia, Tiermes, Uxama, Ucero, Almaluez, Izana, Borobia, Langa de Duero, La Revilla de Calatañazor, Valdeavellano de Tera, El Royo, Cubo de la Sierra, Cubo de la Solana, San Pedro Manrique, y Aguilar de Montuenga.


Recorrido para invidentes y deficientes visuales


Para que los invidentes y los deficientes visuales puedan conocer de una manera directa, a través del tacto y del oído, las principales manifestaciones de la cultura celtibérica, se han integrado en la propia exposición piezas originales (cerámica de los castros, espada de hierro, molino circular e inscripciones), reproducciones (pectoral de placa, báculo, fíbula, y cerámicas "vaso de los toros", jarra y boch), adaptaciones en relieve de silicona (detalles decorativos de cerámicas  "vaso de los guerreros", "copa de los peces", buitre y caballo) y audiciones (trompa numantina y lengua celtibérica).

Datos del museo

Fecha declaración:
01/03/1929
Categoría lugar:
Monumento
Tema museo:
arqueología, artesanía, naturaleza, otras culturas, otros, documentos
Fondos:
Ajuares funerarios de las necrópolis celtibéricas sorianas y variados materiales indígenas y romanos, procedentes de tres grandes yacimientos: Tiermes, Uxama y Numancia. Resalta el conjunto de cerámicas pintadas de Numancia.

Horario

* Invierno (de Octubre a Junio)
De Martes a Sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas
Domingo de 10:00 a 14:00 horas

* Verano (de Julio a Septiembre)
De Martes a Sábado de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas
Domingo de 10:00 a 14:00 horas

* Lunes cerrado (excepto festivos y vísperas de festivos).


TARIFA:


El precio general de la entrada para todos los visitantes a los museos provinciales será de un euro para la visita a la exposición permanente de museo.


Para las exposiciones temporales que se determinen y que se celebren en los mismos, en las filiales y anexos a los citados centros, la entrada será de 0’60 euros.


La entrada a estos museos será gratuita para los ciudadanos de los estados miembros de la Unión Europea incluidos en cualquiera de los apartados siguientes: menores de edad; personas afectadas por un grado de minusvalía de al menos el 33 %, así como para las personas que los acompañen, siempre y cuando estas sean imprescindibles para que aquellas puedan realizar su visita; miembros de familias numerosas de cualquier categoría, según la definición que de las mismas realiza el artículo 2 de la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas; personas en situación de desempleo; donantes de bienes pertenecientes al patrimonio cultural de Castilla y León o al Estado Español, a favor de museos dependientes de la Comunidad de Castilla y León; miembros de las fundaciones o asociaciones de amigos de alguno de los museos a los que se refiere este acuerdo; personal docente en el ejercicio de su actividad en Castilla y León, según lo establecido en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación; guías de turismo en el ejercicio de su activad en Castilla y León, en régimen de establecimiento o de libre prestación de servicios; personas o grupos de personas acreditadas en el marco de campañas de fomento del turismo o promoción del patrimonio cultural de Castilla y León llevadas a cabo por la consejería competente en materia de Cultura y Turismo; titulares de carné joven o del documento equivalente internacional; mayores de sesenta y cinco años; jubilados y, en el caso de pensionistas por incapacidad permanente, también será gratuita la entrada para las personas que los acompañen, siempre y cuando estas sean imprescindibles para que aquellas puedan realizar su visita; estudiantes universitarios; voluntarios, de acuerdo con la definición que realiza el artículo 11 de la Ley 8/2006, de 10 de octubre, del Voluntariado en Castilla y León; miembros del Consejo Internacional de Museos (ICOM); titulares del carné de la Federación Española de Amigos de los Museos; titulares de la Tarjeta de Amigos del Patrimonio, de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, y, finalmente, titulares de la Tarjeta del Club de los 60.


Los centros a los que se refiere este acuerdo podrán ser visitados gratuitamente los sábados; los domingos; los festivos de carácter nacional o autonómico, así como los días 23 de abril, Fiesta de la Comunidad de Castilla y León; 18 de mayo, Día Internacional de los Museos; 12 de octubre, Fiesta Nacional de España; 6 de diciembre, Día de la Constitución Española, y 9 de mayo, Día de Europa. El horario será desde la hora de apertura hasta la hora de cierre, siempre que se encuentren abiertos al público, según lo dispuesto en la regulación correspondiente en materia de horarios de apertura.

Dirección

Dirección:
  Paseo del Espolón, 8
Provincia:
  Soria
Localidad:
  Soria
CP:
  42001
Teléfono:
  975 22 13 97
Teléfonos:
  975 221 428
Fax:
  975 229 872
E-mail:
 museo.soria@jcyl.es

 
Estamos en ...
Soria
Áreas Turísticas
  • En esta localidad...
    • Qué Ver, Qué Hacer
      • Espacios culturales
      • Monasterios
      • Arquitectura popular
      • Cultura popular
      • Monumentos
    • Servicios
      • Hoteles
      • Apartamentos
      • Campings
      • Restaurantes
      • Cafeterías